Abrigo Ulster

“Quien vive sin disciplina, muere sin honor”; proverbio irlandés.

ulster-coat-abrigo-sobretodo-00

      El origen del abrigo Ulster se sitúa en la época victoriana (1837-1901). Se trataba de un abrigo de carácter informal, e hilera sencilla, que se utilizaba para trabajar. Inicialmente cuenta con una sobre capa que llegaba hasta la cintura, la cual pierde a comienzos del siglo XX para adquirir unos hermosos “solapones”.

      Uno de los ilustres promotores de esta primera versión de overcoat fue el personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle. Sherlock Holmes. Su versión evolucionada, ya en época eduardiana (1901-1910), nos evoca a la imagen de los personajes de las novelas de Charles Dickens (Oliver Twist o David Copperfield).

      Su nombre coincide con la región del norte de la isla irlandesa de la que proviene.

      Las principales características del clásico abrigo Ulster son un largo hasta las rodillas, una botonadura doble, es decir con corte cruzado, y -sobre todo- unas solapas cortas y anchas que recuerdan a las de las chaquetas napoleónicas.

      Estas solapas resultan tan acusadas que definen un cran, en el encuentro con el cuello, que se reduce a una simple ranura o muesca.

      Su aspecto es militar, por lo que cuenta con los característicos grandes bolsillos inferiores de tipo parche. Propios de la vida castrense pues servían para alojar mapas, guantes, munición y todo el instrumental necesario en campaña.

      El Ulster puede disponer o no de cinturón. Aunque parece recomendable que por su gran volumen disponga de al menos el tramo posterior de la espalda. De modo contrario resulta ancho de más, y este cinto permite entallarlo a la cintura.

      Otros detalles que puede disponer este tipo de abrigo son el puño francés o vuelto, el bolsillo del pecho o la abertura trasera. Si bien como abrigo militar que es puede contar, además, con galoneras sobre los hombros o ceñidores en los puños.

      El peso del paño con el que se realiza es grueso. De unos 500 a 600 gramos por metro. Al no ser un abrigo formal, se realiza en tejidos de tweed irlandés como Príncipe de Gales, Donegal (también condado irlandés) o el Herringbone.

      Este abrigo tradicional esta tan de actualidad que en la última entrega de 007, Spectre, Daniel Craig lo luce durante una secuencia del film diseño de Tom Ford.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo