30 Razones para lucir un pañuelo en el bolsillo superior de la chaqueta

Razones para lucir un pañuelo en el bolsillo superior de la chaqueta

“Con saber no basta, hay que aplicarlo. Con querer no es suficiente, hay que hacerlo”; Johan Wolfgang Goethe.

Existen muchos motivos para usar el símbolo de nuestra plataforma, y no todos son estéticos. Con esta, ya será la tercera ocasión en la que abordamos este complemento, a pesar de su reducido tamaño. A buen seguro que no será la última. Ya que es uno de los artículos a los que más importancia le doy por su exquisita belleza. Creo que quizás sea el primer paso, o hito, entre vestirse y disfrutar con ello.

Muy pocos pretextos habría en contra, si cabe el único real sería el de la propia vergüenza por el que dirán. Algún otro puede ser provocado por los “modernos”, que con su proceder –ostentoso o burlón- lo desprestigian o por una extraordinaria admiración -transitoria- por entenderlo como una corriente momentánea. Lo cierto es que la elegancia, no puede ser completa, sin un buen pañuelo.

Estos son los argumentos que he ido reuniendo:

  1. Este bolsillo se confeccionó para dicha finalidad. Albergarlo dentro.
  2. Para facilitar el tener este complemento a mano.
  3. Sabemos de su historia y lo lucimos con la legitimidad que esto otorga.
  4. Todos los -caballeros- eternos lo han lucido con gran orgullo y estilo, desde hace siglos.
  5. Puede ser ofrecido –en acto de galantería- a una dama que lo necesitara con premura.
  6. Pocos complementos son más delicados que uno, de estos, en seda ribeteado a mano.
  7. Es un complemento con el que embellecemos cualquier chaqueta. Siempre suma.
  8. Rompe la uniformidad del traje, que de otra manera se hace harto plano y monótono.
  9. Aporta un nuevo artículo con el que disfrutar de engalanarse.
  10. Es donde se concentra la esencia acerca de nuestro buen gusto.
  11. Podremos elegir una preciosa tela, que no deberíamos usar para ninguna otra prenda.
  12. Su elección, al ser acorde a la oportunidad a la que acudimos, etiqueta al conjunto.
  13. Una chaqueta en la que no se luce un “pocket square” queda incompleta.
  14. El “pochette”, marcará -positivamente- nuestra individualidad y personalidad.
  15. Una vez que se integra, se hace imposible prescindir de él. O su olvido.
  16. Es una manera -muy económica- de “cambiar de imagen” a menudo.
  17. Pueden ser usados de múltiples y variados tejidos: seda, algodón, lino, cachemira,…
  18. Distingue y diferencia. Y ahí ya sabemos que radica el éxito.
  19. Combinarlo es un gran ejercicio, que nos ayuda a armonizar la ropa que disponemos.
  20. Cambiaremos nuestra imagen de múltiples maneras con nuestros limitados trajes.
  21. Posiblemente sea la prenda más económica y versátil de nuestro vestidor.
  22. Cuanta mayor naturalidad en su colocación mayor estilo. No requiere apenas tiempo.
  23. No tiene reglas salvo que nunca sea “exacto” a la corbata. Cuál kit.
  24. Da “vida” y luminosidad al constante estampado del traje o blazer.
  25. Sus variadas medidas –entre 20 y 45 cm.- hacen que se adapte a cualquier bolsillo.
  26. Si la corbata puede ser opcional, en ciertas ocasiones. El pañuelo es un imprescindible.
  27. Ofrece variados acomodos; en pico, paralelo, arrugado… El mismo, parece distinto.
  28. No nos permitirá pasar inadvertidos y, seguramente, tampoco resultar indiferentes.
  29. No molesta, ni pesa, ni se engancha… Apenas se mueve. Funcionalmente es perfecto.
  30. Por llevar la contraria a personajes -como Lorenzo Caprile- que no son capaces de defender sus puntos de vista, sin atacar o intentar menospreciar a los del resto.

La única disculpa, real, que encuentro para no usarlo es que por una causa de fuerza mayor haya tenido que ser usado y ya debamos guardarlo en el interior de otro bolsillo. Razón para la que sin duda no ha sido diseñado, pero los imprevistos son así. Inesperados.

Si es tu deseo te invito a que me dejes tus motivos para poder ampliarlos y sobrepasar el centenar de motivaciones. Seguro que –entre todos- lo logramos.

Muchas gracias y buena suerte,

  • Estupendo artículo.
    Enhorabuena

    • Amoreno

      Muchas gracias por tu amabilidad, estimado Alberto.
      La calidad está en tu valoración.
      Un abrazo,

  • yo

    Un problema que se me plantea con el pañuelo (que he empezado a usar recientemente siguiendo el consejo de esta SANTA página) es que por mucho que me esmere en colocarlo, se me cae dentro del bolsillo. Lo comenté con un sastre, y me dijo que la alternativa (que incluso él usaba) era cruzar un alfiler de lado a lado que agarre el pañuelo. Me pareció raro, incluso viniendo de un profesional. ¿Alguna sugerencia o alternativa?

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias amigo Hiro por realizar tu consulta en esta tu casa.

      Lo que nos alegramos que utilices este complemento… provocado por nuestro símbolo 🙂
      Como primer comentario (y principal para mi) es que lo importante es usarlo “natural” y habitualmente, lo de menos es como quede… precisamente con el hábito te sentirás más seguro confiado y te gustará como quede cuanto más natural resulte.

      No sería partidario de trucos artificiales como apuntan algunos de colocar un alfiler, coserlo, introducir incluso otro debajo o un trozo de folio. (por artificiales y porque pueden aburrir y terminar por dejar que utilicemos este bonito complemento).. Mejor recurrir a tamaños y formas adecuadas.

      Las principales causas por las que se te puede esconder es:
      – Porque el tamaño sea pequeño… te recomiendo el tamaño de 33×33 mm.
      – Porque esté doblado muchas veces… déjalo más estirado y natural, incluso ahuecado.
      – Por que los tejidos resabalen… por ejemplo la seda de un pañuelo en el interior de una chaqueta de pana con bolsillo forrado de raso… Elige tejidos que no lo hagan o tamaños que lleguen al final.
      – En último caso y en el caso que un pañuelo sea muy pequeño y lo desees utilizar a toda costa… mete otro junto con él (abarcándolo pero que solo se vea uno, el exterior o principal… el otro se solo de relleno) en su interior para darle volumen…

      Un truquillo que utilizamos muchos es que el tamaño -o la forma que es le dé- sea ligeramente superior a la entrada al bolsillo, se consigue un efecto parecido a un tapón de corcho dentro de una botella…. Procura también que siempre toque el pañuelo el fondo del bolsillo

      Pero no te preocupes, la práctica te dará la seguridad que hará que te sientas muy cómodo y confiado… por cierto, que yo suelo tener en ocasiones de palparlo para recolorcarlo… y no pasa nada.

      Un abrazo amigo Hiro y a tu disposición,

  • Alberto

    Pongámoselo fácil a los lectores más ocupados y permitamos saquen sus propias conclusiones…

    Lorenzo Caprile: “Nunca me pondría el pañuelito de colores que algunos llevan en el bolsillo de la chaqueta. Me parece una horterada. Cuando veo a alguien con el pañuelo asomando pienso que ya no tiene arreglo.”

    http://smoda.elpais.com/celebrities/lorenzo-caprile-llevar-un-panuelo-en-el-bolsillo-de-la-chaqueta-es-una-horterada/

    Atentamente,

    A.B.M.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias Alberto por remitirnos al enlace de las declaraciones de Lorenzo Caprile, es algo que debí haber hecho yo en su momento y ahora siento en no haberlo hecho.
      Un saludo muy cordial,

      • Alberto

        En absoluto Don David, su mención sin hacer más sangre me pareció elegante.

        A este respecto soy ambivalente. Por un lado pienso que un caballero ignora siempre que le es posible, y casi siempre lo es, las faltas de respeto de quienes no lo son. Por otro que si existe posibilidad de mejorar una situación es casi una obligación hacerlo. Quiero decir con esto que podría apercibir a quien me ofendiera o molestase, a mi o a las personas a mi alrededor, si con ello esperara alguna mejora.

        En este caso ni ignoré ni es probable se produzca ningún cambio (y no es porque considere que el Sr. Caprile “ya no tenga arreglo”). Personalmente me disculpo en que aún estoy aprendiendo.

        Un afectuoso saludo,

        A.B.M.

        • vestirseporlospies

          Todos estamos aprendiendo… malo del día que no sea sí, estimado Alberto. Muchas gracias por tus comentarios.
          De forma personal me gusta esa apreciación, tan caballerosa, de hacer frente solo a las afrentas de los demás y no las propias… de hecho creo que ese era el carisma de los primeros caballeros, los cruzados, ¿verdad?
          Efectivamente aquí siempre hemos sido de la idea de no pararnos a tirar piedras a quienes nos critican porque esto ralentizaría nuestra marcha JAJAJA
          Otro saludo cordial para ti y te invito que participes con mayor asiduidad para el enriquecimiento de todos,

  • Patricio Riquelme

    Estimado David,

    Espero te encuentres bien.

    Respecto al pañuelo de bolsillo, siempre me había parecido un exceso usarlo, pero poco a poco he empezado a llevarlos. Partí con uno blanco para tomar costumbre, doblado de forma recta.

    Actualmente ya tengo cuatro y con colores y formas mucho más llamativas. No puedo esperar a ponerme la chaqueta para llevar uno.

    Me atrevería a decir que con el tiempo será un imprescindible, por sobre la corbata en mi armario, que por cierto cada vez uso menos.

    Un excelente artículo, como siempre.

    31. Aunque el uso del traje sin corbata pueda ser un tema debatido, si optamos por ello, un pañuelo llevado correctamente compensa la informalidad que aquello implica

    Un abrazo y exito!

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por aportarnos el punto 31 querido Patricio… y feliz tarde.

      Muy agradecido también por tus amables palabras. Entiendo que te asiste la razón y me encanta que lo compartas con nosotros.

      El pañuelo de bolsillo tiene una cosa curiosa y es que utilizarlo propicia no poco placer… y es un punto que marca diferencias.

      Yo ahora mismo estoy vestido con un mocasin tassel negro, un pantalón de franela gris oscuro y una camisa blanca con una chaqueta de punto gruesa azul marino. Los calcetines son negros con ojo de perdiz gris claro. Dentro de un par de horas saldré a tomar unas cañas en familia y con los amigos, antes de la cena de Nochevieja, con lo que la corbata no aplica para la tarde de hoy sábado….pero el pañuelo de bolsillo hará similar efecto y no nos privará de utilizar un complemento con mucho encanto…

      Como la chaqueta será negra de terciopelo elegiré uno blanco de borde oscuro pero lo colocaré muy voluminoso con las puntas hacia afuera que para eso es fin de año.

      Un abrazo enorme y feliz 2017.

      • Patricio Riquelme

        Gracias a ti David por tu acostumbrada cordialidad.

        Siempre es un agrado comentar en este espacio.

        Estoy de acuerdo en que siendo un artículo tan pequeño, aporta felicidad a quien lo incorpora como parte de su estilo.

        Gracias por compartir tu conjunto, no me cabe duda que tanto en el papel, como en los hechos, va espectacular.

        Me tomo la licencia de compartir el mío; náuticos tan con pantalones blanco invierno, polera cuello V gris con blazer azul Scabal petote con botones plateados y un pañuelo con circulos con tonos azules y blanco.

        Si bien el uso de chaqueta con polera puede ser también una decisión polémica, todo va en como se lleve el conjunto y lo atrevidos que queramos ser. Por otro lado, el calor en Chile agradece poder dejar de lado la camisa, aun cuando en la noche será reemplazada por una camisa de lino.

        Respecto a los botones grises, entiendo que la norma dicta que debe ser dorados en estacionaes de sol, pero opté por ellos por su originalidad y el toque de sobriedad que aportan, permitiendo jugar más con el resto del conjunto.

        Un abrazo y un feliz inicio de 2017!

        • vestirseporlospies

          Los agradecidos somos nosotros querido Patricio…

          Te apoyo en tus decisiones, para el calor entiendo que la pollera “trabaja” combina bien con una blazer y en esta unos botones metálicos son muy refinados. Felicidades y todo lo mejor para este año que estrenamos.

          Otro abrazo para mi añorado Chile.