Presentación de un complemento de calidad con un envoltorio a su altura

“El envoltorio puede ser importante, el contenido debe serlo”; Paco de Lucía.como-envolver-un-regalo-con-louisezaid-000000

Las formas son importantes, todos lo sabemos. En los embalajes lo normal es que el continente este –sencillamente- alineado con el contenido, aunque en fatales ocasiones le resten. De lo que no cabe duda es que si la presentación de un producto es la adecuada, el conjunto estará completo y será de la máxima calidad.

Por este motivo cuando recibí mis complementos de Louise and Zaid con semejante presentación, supe de inmediato que tenía ante mí un producto realizado con total cuidado. Su presentación era de manual.

Como hace ya casi dos años escribimos un artículo sobre las formas de cómo realizar un regalo, y en su primer punto dijimos;

“Siempre acompañarlos con una tarjeta con algunas palabras agradables manuscritas, lo mejor presentado posible y fuera de la bolsa en el que se porta”.

Este caso concreto de cómo nos remitieron sus complementos la firma L&Z, nos valdrá como el mejor ejemplo práctico, concreto y real de cómo materializarlo. Esta fue la secuencia;

  1. Como cualquier otro envío postal, nos llega todo en un paquete de cartón marrón de valija forrado por un papel de espuma espeso en plástico para amortiguar los golpes y con las direcciones en el exterior. Hasta ahí normal, bien.
  2. Un sobre timbrado y lacrado con cera negra es su carta de presentación. Delicadísimo. Dentro escrito un amable y personal mensaje con todas las indicaciones.
  3. Cada caja viene bien envuelta en un primer papel de cebolla pegado con tres pegatinas redondas de la firma en un color trasparente y sus letras timbradas. Primer gran detalle.
  4. Cuando este primer envoltorio se retira queda a la vista la caja con una fina tira de tela anudada y la caja. Todo en un diseño minimalista y muy nítido, pulcro. En sobrios blanco y negro, los colores del máximo exponente de la elegancia en el vestir.
  5. Cuando finalmente abres la caja aparecen dos papeles negros también del tipo cebolla, que envuelven dentro el complemento.
  6. Además, en el interior viene otro tarjetón que presenta la firma. Se acompaña al complemento con una bolsita (con cierre de tela) para trasportar en complemento durante un viaje en raso negro. Timbrado también, por supuesto.
  7. El producto de la pajarita o del pañuelo, lo podéis apreciar en las fotos (y certifico) que es de idéntica o superior calidad a su presentación.

Me ha parecido una de las mejores formas que recuerdo presenciar sobre como presentar cualquier regalo. Más podría ser sobrecargado y menos imperfecto o inacabado. Toda una lección magistral (y ecuánime con su estilo) que me ha encantado conocer y compartir con todos vosotros.

Muchas gracias y buena suerte,
Fotografía: © Jose Manuel Salgado